Carolina Ferrari Winzey | …mis palabras
279
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-279,qode-social-login-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

…mis palabras

Comparto las palabras que pronuncié el día de la puesta en circulación.

Muy buenas noches, a todos los que hoy me acompañan en este día, quiero compartir la magia que ha sido para mi, haber publicado mi primer libro, “Lo que el alma esconde”.

Entrego en este libro parte de mi pasado, mi historia, anécdotas, los momentos mas oscuros de mi vida y la fuerza interna que me hizo posible seguir.

Este libro me permitió conectarme con mi pasado, con mis ancestros y esto me hizo honrarlos y una vez ahí pude honrar mi vida, porque la vi de una manera diferente.
Pude reconciliarme con todo y con todos, y acepté la vida como vino y como es, con sus altos y sus bajos y con todo lo que conyeva vivir intensamente.

Escribir este libro fue sanador, cada vez que tenía que leerlo para revisar ortografía, redacción, era como si reviviera cada etapa de mi vida, al principio me causaba mucho dolor, hasta que llegó un día, que pude leerlo sin sufrimiento.

Poco a poco hizo que empezara a ver mi vida desde afuera y empecé a verla con otros ojos y otras emociones. Empecé a sentir que eran emociones sanadoras y empecé a cultivarlas, no quería dejarlas ir, por lo que creo inconcientemente empecé a atraer situaciones positivas a mi vida y cargadas de algo que yo llamaba suerte o magia, ahora lo llamo conexión.

Lo mas importante no es lo que yo pueda compartirles, lo mas importante de todo esto, es que ustedes puedan conectarse con su propia historia, que el libro les permita revivir emociones y que estas, si no son sanadoras, puedan convertirlas en ellas.

   Considero que nuestras propias experiencias son nuestros mejores maestros.

   Este libro me permitió encender una luz en mi camino y que bonito poder compartir un poco de esa luz con los demás. No nos negemos a vivir… si lo hacemos, negamos la mejor oportunidad de crecimiento.

Quiero agradecer a algunas personas que fueron pilares fundamentales, para que esto pudiera hacerse realidad.

“Joe puedes por favor ponerte un momento de pie”…. Mi hombre amado, gracias por creer en mi y mis locuras, gracias por tu confianza, por tu presencia enriquecedora en mi vida, por permitirme ser madre y mas aún, por permitirme ser quien realmente soy… Una mujer feliz a tu lado.

“Hermana Patricia, puedes pararte un momento por favor”…. Gracias por compartir el vagón del tren conmigo, te amo inmensamente. Mi hermana Adriana, con la que me separan muchas millas de distancia, porque vive en Asia, le agradezco que forme parte de mi vida y se que su energía me acompaña hoy.

A mi mama, a quiero pedirle por favor que suba. Mi madre es una de las protagonistas de mi libro y de mi vida, mujer que marcó los pasos que me han traido hasta aquí, mujer que amo y admiro inmensamente y que agradezco todos los días, poder tenerla aquí para compartir este libro con ella.

Para mi es importante ser agradecido, por lo que quisiera pedir por favor, que se pongan un momento de pie los dominicanos presentes hoy aquí”.

Quiero agradecerles a ustedes, por haberme aceptado en su comunidad y en su tierra, a mi, a mi familia y a los venezolanos que hemos tenido que emigrar, haciéndonos sentir como en casa y que este agradecimiento se extienda a aquellos, que en su momento hicieron lo mismo con mis abuelos y mi madre, hace 69 años.

Gracias, muy agradecida les estoy a ustedes y a la vida.

Quiero agradecer a las personas que estuvieron detrás de mi y que de alguna manera formaron parte de esto:

  • Orietta León – Comunicadora social y apasionada por la literatura.  Quien llevó a cabo la edición de ortografía y gramática, supo entender lo que quería transmitir y le dió el ajuste perfecto para que así fuera.
  • Kharolys Naranjo – Quien llevó a cabo el diseño gráfico, diagramación e ilustración. Diseñadora graduada en Parsons Nueva York y mi compañera inseparable, desde los 6 años.
  • Natalia Boccalon – Fotógrafa. Por su arte con mi retrato.
  • Fabian Ortiz – Artista y músico. Por la magia de haberme fotografiado, imagen que sin quererlo se convirtió en la portada de este libro.
  • Carola Castillo –  Docente, terapeuta sistémica, autora y conferencista internacional, quien me enseñó a quitarme las capas que cubrian mi alma, con lo que descubrí la mejor parte de mí.

 

Porque escogí el día de hoy?

Porque un día como hoy hace 69 años, el 10 de Octubre de 1948, mis abuelos, con mi mama de 4 años, fueron recibidos en tierras Venezolanas, como inmigrantes refugiados de la Segunda Guerra Mundial.

Si escuchamos el corazón, antes de elegir el camino, habremos elegido el camino correcto.

La presencia de D-os en mi vida ha logrado que este libro estuviera listo, soy médico, no escritora, por lo que si la vida me ha traido hasta aquí, lo voy a hacer de la mejor manera que pueda y así entregar mas de mi.

Quiero leerles el útimo párrafo del libro….

  • Gracias por compartir, este día conmigo.
Date

octubre 10, 2017